El gobernador presentó el crédito solidario “San Luis Te Cuida” a miles de comerciantes de Pueyrredón

En un Centro de Convenciones que lució colmado de pequeños comerciantes y emprendedores, Alberto Rodríguez Saá lanzó oficialmente los préstamos estatales de $50.000 para el sector. En dos reuniones consecutivas, el jefe de Estado puntano los alentó a tomar el crédito y a seguir trabajando sin claudicar ante la crisis económica que sacude al país. “Con el corazón puntano les pido que no bajen las cortinas por favor, vamos a pelear y a luchar. Imaginen si podemos superar la crisis que el Gobierno Nacional anuncia que se extenderá hasta el primer trimestre del año que viene, saldremos todos juntos de esta difícil situación. No bajen las cortinas”, insistió.

El primer mandatario puntano llegó acompañado por el vicegobernador Carlos Ponce, el ministro de Medio Ambiente, Campo y Producción Sergio Freixes, y el ex vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto, quien llegó a la provincia especialmente invitado. Durante su arribo, pasadas las 20:30, Alberto recibió la primera ovación de la noche por parte de los cientos de comerciantes que escucharon su mensaje y se anotaron para recibir sus préstamos. Después de las 21:30 comenzó la segunda reunión, también con una masiva asistencia.

“El jueves y viernes estuve en Quines, San Francisco, Buena Esperanza, La Toma, Tilisarao, Merlo. En cada uno de los departamentos. Hoy a la siesta visité Villa Mercedes y esta noche acá en La Punta, en este hermoso y maravilloso salón, con todo el departamento Pueyrredón. Gracias por venir y aceptar esta invitación”, señaló Rodríguez Saá en el inicio de su disertación.

“Con algunos o muchos de ustedes es la primera vez que nos vemos. Me siento contento y agradecido por eso. Pero por otro lado me siento triste por la situación que estamos viviendo en el país. No la describo porque la conocemos todos, y es doloroso”, agregó.

“Lo que sucede en la Argentina, un gobierno como San Luis puede influir en muy poquito porque es atribución del gobierno nacional establecer la política tarifaria, la luz, el gas, la telefonía. También la política social y económica. Y sin dudas lo que vemos es cada vez más desocupación y pobreza. Y eso nos produce un gran dolor. Por eso venimos a conversar hoy aquí. Esto, la crisis económica, alcanzó a las pymes, al pequeño comerciante, al productor, al que hace servicios, a cada uno de ustedes. Porque aquél que vendió, hace unos diez días, a un dólar a 22 pesos, hoy tiene que reponer a un dólar a 38 pesos. El que tenía o tiene un problema con una máquina rota que debe arreglar se encuentra en problemas. Por eso esta convocatoria para ofrecerles un crédito de cincuenta mil pesos a cada uno de ustedes”, explicó.

“En San Luis pensamos en los salarios. Por eso adelantamos el cobro del 7% que corresponde al 21% de aumento salarial. Y abrimos la cláusula gatillo. Porque vamos a seguir atentos a la inflación para que afecte lo menos posible al salario”, dijo, al detallar las acciones que ya implementa la Provincia para atenuar el impacto social y económico de la crisis que afecta al país.

En ese contexto, calificó de novedoso el lanzamiento de este crédito solidario que llega al comerciante más pequeño y que no tiene las características de un crédito bancario, al ser sin intereses.

En ese orden, Rodríguez Saá explicó que el Gobierno de San Luis atenderá las necesidades de los distintos comerciantes. Pero primero llevará asistencia a los más pequeños. Tras ello, será el turno para analizar y ayudar a superar los inconvenientes de aquellos empresarios con mayores ventas.

“Es difícil hacer un corte entre los comerciantes o segmentar esta situación. Hemos establecido el siguiente procedimiento. En nuestra Dirección de Rentas aquéllos que tienen una facturación menor de 3,5 millones al año para abajo son los que tenemos ubicados, son ustedes, que vinieron con nuestra convocatoria. Hay un problema de muchos que están por encima de esa facturación anual. Hicimos este corte, pero no quiere decir que los desatendamos. A ellos los atenderemos después. Solucionaremos su problema después de los que hoy están convocados”, aclaró.

“No podemos hacer algo tan extendido que nos descontrole la ayuda. Hay que hacer algo que sea el comienzo para solucionar todos los problemas. ¿Qué vamos a hacer hoy? Hoy les cuento de qué se trata, luego de esta charla llenamos los formularios, agregamos el correo electrónico y el número de teléfono de cada uno en ese papel, y cumplimos el primer paso.  La política muchas veces dice cosas, habla y habla. En ocasiones me cuesta creer en la palabra de algunos políticos. Pero nosotros vamos a hacer así. El lunes que viene, este grupo tiene que venir a las 11. ¿A qué vendrá el lunes? A recibir su cheque del préstamo”, remarcó Alberto, ante la ovación de la gente.

“Por ahí me dicen que el cheque de cincuenta mil pesos paga impuesto al cheque. Bueno, si es así les vamos a dar a ustedes un cheque de cuarenta y nueve mil novecientos noventa y nueve pesos, y en el sobre les pondremos una moneda de un peso. Así completamos los cincuenta mil. ¿Estamos de acuerdo?”, expresó Rodríguez Saá, ante las risas y aplausos del público.

Casi en el cierre de la charla, el gobernador sanluiseño hizo mención a aquellos pequeños almaceneros que no están inscriptos en la AFIP y que no figuran en Rentas de la Provincia, pero que también recibirán sus préstamos.

“Hay pequeños almacenes en el campo puntano, en los parajes de San Luis, que seguro no están anotados en Rentas. Y que tienen más años que nosotros. Están allí haciendo patria. Por ejemplo el “Pocho” Escudero, en Los Membrillos. Como él hay cientos. Son esos almacenes en los que uno entra y encuentra un mostrador y atrás la estantería que tiene tres paquetes de fideos, unas latas de tomate, algo de yerba, y el paquete de azúcar lo tienen medio guardado bajo el mostrador. Unas damajuanas de vino, algunos cajones de cerveza y alguna naranjada para los chicos. Ellos no están inscriptos en Rentas, pero son la soberanía puntana en el medio de la pobreza. Los vamos a ir a buscar para que ellos reciban este crédito”, adelantó.

“A esta iniciativa le llamamos crédito porque es la palabra que hay que usar. Pero en realidad, si uno habla con un banco sobre un crédito no nos quieren recibir. Esto es, por supuesto, sin interés y lo vamos a empezar a pagar desde enero o febrero, en diez o doce cuotas. Si la situación mejora. Y si no mejora, volveremos a hablar para ver de qué manera podamos salir adelante”, enfatizó.

En el cierre de su mensaje, Rodríguez Saá confió a los comerciantes un pequeño anhelo personal y agradeció a la gente que trabajó en torno al lanzamiento de la línea de créditos blandos “San Luis Te Cuida”.

“Déjenme que les cuente un sueño mío. Sueño con que este crédito les permita establecer capital de trabajo, reponer mercadería, reparar una máquina o comprar otra. Esto sería mi sueño. Es un pedido de un puntano que quiere a su provincia: ¡no bajen las cortinas, no bajen las persianas, vamos a pelear, vamos a luchar!”, pidió.

“Gracias al ministro Freixes y a su gente. Gracias a Stella Gil y a la gente de Protocolo que ha trabajado tanto, a la Secretaría General y a todos los que han trabajado tanto. Y un gracias anticipado a la ministra de Hacienda, Natalia Zabala Chacur, que tendrá que hacer muchos cheques”.

El próximo lunes a las 11:00 pasarán a recibir sus cheques los asistentes a la primera reunión, y a las 12:00 lo hará el segundo grupo. “Porque nosotros queremos actuar así. No como otros políticos que son mucho bla, bla, bla…, no saben y hacen macanas. En San Luis hacemos otra cosa”, dijo, y finalizó con un “¡Viva San Luis!”,  ante la última ovación de la gente.

Nota, y fotos: ANSL.